Etorkintza

Los familiares del paciente con cáncer necesitan tanto cuidado como los enfermos

May 23, 17 Los familiares del paciente con cáncer necesitan tanto cuidado como los enfermos

“Al familiar de un paciente con cáncer por lo general se le prescribe una fortaleza que no es tal.Se tiende a decirle siempre eso de ‘tienes que ser fuerte’, pero no son superhéroes, necesitan tanto cuidado como el propio enfermo, porque ellos van a ser su principal apoyo y necesitan herramientas para sobrellevar la situación”, señala el psicooncólogo Miguel Mediavilla, que hablará sobre la repercusión que tiene la irrupción de este diagnóstico en la familia en la jornada que la Asociación Española contra el Cáncer (AECC).

“En realidad, el cuidador sufre de manera similar al enfermo, pero se nos olvida, se queda en un segundo plano. Muchas veces nos transmiten que nadie les pregunta cómo están ellos», destaca. Por ello, insiste en la importancia de ayudar al familiar, al que “hay que dar pautas de autocuidado, ver las necesidades que tienen y los retos a los que se enfrentan”. Una tarea que reconoce “complicada” porque “cada caso es un mundo”.

“No es lo mismo que el cuidador sea un hijo joven a que sea mayor, que se trate de la pareja, de un hermano o, incluso, de un amigo próximo. Pero, además, el concepto de familia también ha cambiado de tal forma que la variabilidad es tan amplia que no se pueden dar consejos de talla única”. Sin olvidar, añade, que las necesidades difieren también en función del momento que atraviesa la patología, bien tras el mazazo del diagnóstico, en el duro proceso del tratamiento, en plena recaída o en la fase de cuidados paliativos.

“Si no sabes que decir, mejor no decir nada, pero estar”

En cualquier caso, el psicooncólogo de la AECC destaca que “debemos dar pautas para que sean capaces de movilizar sus propios recursos, que casi siempre están dentro de ellos mismos. Nosotros no tenemos soluciones mágicas. No se le da importancia al acompañamiento y es fundamental, saber que tienes a alguien al lado. Si no sabes que decir, mejor no decir nada, pero estar”. Desde la asociación se proporciona apoyo práctico a las familias, porque “muchas veces necesitan respuestas a cuestiones por las que el paciente no pregunta, y esa comunicación directa con los profesionales permite reducir el impacto emocional negativo y ayuda a reducir el estrés y la ansiedad”.

Otra de las cuestiones que abordará en su intervención es la recomendación de trabajar la comunicación entre el enfermo y su propia familia, porque “a veces ocurre que el paciente no quiere preocupar a su entorno, y si se le pregunta cómo está no da muchas explicaciones, dando lugar a una comunicación errónea e incluso a algún conflicto”.

Remo como terapia

La jornada, titulada ‘Hablando de cáncer en 2017’, será moderada por el médico José Francisco Díaz Ruiz. Junto a Mediavilla, participarán Pedro Prada, jefe de servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Valdecilla, y Sonia Saiz del Pozo, cocapitana de Estelas Rosas, equipo de mujeres operadas de cáncer de mama de Cantabria (actualmente son 19 miembros) que han encontrado en el remo una terapia. “Nos ayuda a nivel físico, porque está demostrado que viene bien para la prevención del linfedema (hinchazón del brazo de la zona que ha sufrido la intervención quirúrgica en la mama y axila) y también de cara a hacer vida social, con la peculiaridad de que todas nosotras hemos pasado por lo mismo y tenemos un vínculo especial”, señala.

La idea de este equipo, pionero en el norte de España y segundo del país, tras Murcia, surgió a raíz del movimiento Abreast in a Boat, que tiene su origen en Vancouver (Canadá) a finales de los años 90, a cargo de un grupo de supervivientes del cáncer de mama que demostraron al mundo, y a sí mismas, que no había límites en sus vidas, dando una lección de esperanza al formar un equipo y comenzar a participar en competiciones con una embarcación concreta: conocida como dragón.

“Nuestra aspiración es poder llegar a ese nivel, aunque como no tenemos financiación para ello, por el momento hemos adaptado una trainera.Salimos dos domingos al mes desde Pedreña, bien hacia la Bahía o hacia la Ría de Cubas, y esperamos ir aumentando los entrenamientos de forma progresiva”.

Saiz presentará esta tarde en el Ateneo este proyecto, bautizado como Santander en boga, “para el que se buscan patrocinadores”. Por su parte, Pedro Prada dedicará su ponencia al gran abanico de posibilidades de radioterapia que ofrece la tecnología de última generación, como el acelerador lineal incorporado al equipamiento del Hospital Valdecilla, así como los tratamientos intraoperatorios y las nuevas opciones terapéuticas de la mano de la fotónica.

Vía: www.diariomontanes.es

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies