Etorkintza

OMS llama a dedicar más recursos a la Salud Mental

Jul 21, 15 OMS llama a dedicar más recursos a la Salud Mental

En el mundo hay, en término me¬dio, menos de un trabajador de sa¬lud mental por cada 10 000 personas, según el Atlas de Salud Mental 2014 (Mental Health Atlas 2014), do¬cumento que acaba de publicar la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El texto, de acuerdo con un comunicado divulgado por la Orga¬ni¬za¬ción Panamericana de la Salud, da cuenta de las enormes desigualdades geográficas que existen en el acceso a los servicios de salud mental. “En los países de ingresos bajos y medianos, la tasa se sitúa por debajo de uno por cada 100 000 personas, mientras que en los países de ingresos altos es de uno por cada 2 000”.

Las estadísticas reflejan que en el planeta, casi uno de cada diez personas padece un trastorno mental, pero solo el 1 % del personal sanitario mundial presta sus servicios en esta esfera. Casi la mitad de la población mundial vive en países donde hay menos de un psiquiatra por cada 100 000 habitantes.

Por otra parte, el informe señala que el gasto mundial en salud mental sigue siendo muy escaso. La mayor parte del gasto corresponde a hospitales psiquiátricos, en los que se presta atención a una pe¬queña proporción de las personas que lo necesitan. Según el Atlas, “los países están avanzando en la elaboración de políticas, planes y leyes sobre salud mental, que constituyen los cimientos de una buena gobernanza y del desa¬rrollo de los servicios. Sin em¬bargo, la mayoría de las políticas y leyes no están plenamente en consonancia con los pactos internacionales de derechos humanos, su aplicación es deficiente, y las personas con trastornos mentales y sus familiares solo participan de manera marginal en su elaboración”.

Preparar y formar en el campo de la salud mental a los profesionales de la salud, fundamentalmente los vinculados a la atención primaria, es esencial para reforzar su capacidad de reconocer y tratar a las personas con trastornos mentales graves y comunes. El texto reconoce que si bien desde el 2011, el número de enfermeros de salud mental ha aumentado en un 35 %, sigue habiendo escasez en todas las disciplinas. Un reto ante el creciente número de personas que padecen demencias como el Alzheimer o demandas de cuidados de deshabituación a las adicciones.

Vía: www.granma.cu

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies