Etorkintza

Descanso sin remordimiento, imprescindible para los cuidadores

Abr 02, 14 Descanso sin remordimiento, imprescindible para los cuidadores

En los últimos años se ha avanzado mucho en el conocimiento del Alzheimer y de los procesos que se desarrollan a lo largo de la enfermedad, se ha conseguido mejorar mucho en la detección temprana y en la farmacopea que ayudan en la ralentización de aparición de los síntomas. Esto abre una puerta a la esperanza de lograr, en un futuro no muy lejano, una mejor calidad de vida para los afectados.

Pero por mucho que avance la investigación y los tratamientos hay un factor imprescindible y fundamental en la vida de estos enfermos: sus cuidadores.

Aunque contamos con una serie de ayudas externas como los Centros de Día, las atenciones y ayudas domiciliarias , las asociaciones de enfermos, y otros… la mayor parte del cuidado de un paciente de Alzheimer suele recaer en la familia más cercana: cónyuge, hijos y nietos.

Y esta es una tarea ardua y compleja, que seguramente exigirá de nosotros lo mejor de manera imperiosa y durante un largo plazo de tiempo. Por todo ello es vital que los cuidadores sean plenamente conscientes de que su familiar estará mejor atendido cuanto mejor se encuentren ellos.

No hay que olvidar que el mejor cuidador es aquel que sabe cuando “no estar” y el mal cuidador es el que no sabe despegarse del enfermo. Este último, con la mejor intención, no deja espacio para el enfermo y se agota él mismo. Es fundamental cuidarse porque si no en vez de un enfermo va a haber dos.

El 75 % de los cuidadores de enfermos Alzheimer tiene problemas de depresión, ansiedad, estrés. Por esa razón es crucial que el cuidador también se preocupe por sí mismo, que tenga momentos de descanso, que sepa delegar, pedir ayuda, que todos los días tenga un rato para él/ella, y todo eso no debe producirle sentimientos negativos, de culpabilidad o de egoísmo.

Desde un estado lo mas equilibrado posible del cuidador este podrá brindar al enfermo aquellos cuidados que le harán estar mejor, más tranquilo y feliz.

Abrazar y demostrar mucho afecto al enfermo, no discutir con él, tratar de aplicar el sentido del humor cuando se pueda. Comportamientos de este tipo tendrán un efecto muy positivo sobre el paciente. Al igual que deberemos evitar hablar de él como si no estuviera presente, o llevarle la contraria. Si como cuidadores nos encontramos razonablemente bien tendremos el estado de ánimo más adecuado para tratar a nuestro familiar con mano izquierda, para quitarle importancia a los fallos que pueda cometer, para mantenerle activo y entretenido, o no sobreprotegerle.

Y es importante también repartir tareas y cargas con la familia cercana, concedernos pequeños descansos periódicos. Con todo esto y la aplicación de las indicaciones de su neurólogo estaremos haciendo lo que está en nuestra mano para que nuestro familiar enfermo reciba la mejor atención y nosotros no nos veamos desbordados por la situación.

Vía: www.hechosdehoy.com

13 Comentarios

  1. Mauricio Massott /

    Tenemos que tener claro que la mejor forma de querer a nuestro pariente es queriéndonos a nosotros mismos, ya que somos su punto de apoyo. Tomarnos nuestro descanso y desarrollar alguna actividad que nos guste a nosotros y nos fortalezca o equilibre es fundamental para desempeñarnos cada vez mejor Mauricio, padre de Ramsés

  2. maria lizett trjos /

    Por varios años la he tratado con amor ,comprensión,cariño,ternura,me he entregado casi sin darme tiempopara mi,trato que realice actividades que puede realizar,pero me quiere acaparar,todo el tiempo quiere tenerme aa su lado,por las noches es aún más duró porque quiere tenerme despierta ,me siento agotada,aveces irritada,incómoda, pero no me siento bien en ser indiferente aún que se no resuelvo nada,Ayudenme por favor. Gracias.

    • David Vitores /

      Buenas tardes, te aconsejo que acudas a los servicios sociales y sanitarios de referencia y puedas exponerles tu situación. Desde ahí te podrán informar de las acciones públicas y asociaciones que te puedan ayudar en este proceso tan complicado. La patología de tu madre no es sencilla y necesitáis ayuda para poder sobrellevarla con menos sufrimiento. Un fuerte saludo.

  3. ana elia /

    el cuidador debe quererse a si mismo, tratar de tener buenas condiciones psiquicas para cuidar al enfermo. un saludo

    • David Vitores /

      Ese objetivo es indispensable para la salud tanto del cuidador como de la persona cuidada. Un saludo.

  4. Marlen Gomez /

    Vivimos en Bogota COlombia somos cuidadores, mi hermana, mi hija y yo, queremos hacer curso, actualizarnos, saber mas del paciente y de nosotras como cuidadoras,espero me puedan ayudar. GRACIAS

    • David Vitores /

      Siento decirte que nuestra red no llega hasta Colombia. Sería interesante que os acercaseis a los servicios sociosanitarios de referencia y allí poder solicitar la información que deseáis. Un saludo.

  5. Maria E Lopez /

    Saludos!! Me encantó su artículo David Vitorres. Actualmente culminé mi Práctica de Psicología Social ofrecida en la Universidad de Puerto Rico en Cayey, la cual tenía como requisito realizar un programa de prevención. Junto con dos compañeras, realizamos un el programa Cuidadores en Acción, para prevenir que los cuidadores de personas viejas, lleguen a tener estrés quemazón, sobre carga, entre otros. Una de las estrategias fue realizar una página de Facebook, para proveerle a los cuidadores técnicas. Compartimos su artículo en la página de Facebook. EXCELENTE ARTICULO!!

  6. Interesantes consejos y muy importante llevarlos a la practica. Los cuidadores son personas de gran importancia en la sociedad y en las familias y deben saber cuidarse también ellos mismos.

    • David Vitores /

      Importante reflexión Marta, gracias por participar en el blog.

      Un saludo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: